¿Se te carga el cuello, la espalda u otro músculo con mucha frecuencia? ¿Eres de los que se lesiona una y otra vez en la misma zona? La mayoría de estos problemas son debidos a una movilidad articular reducida y desequilibrios en nuestro sistema neuromuscular, que pueden ser corregidos con el entrenamiento.

En las sesiones de entrenamiento personal dedicaremos una parte del tiempo a localizar debilidades musculares y restricciones articulares para reestablecer el equilibrio de tu cuerpo haciendo más eficiente la acción muscular. El resultado final es una mejora en la estabilidad y en la movilidad articular para eliminar el dolor, prevenir lesiones y optimizar el rendimiento deportivo.